Home » Marruecos en la prensa » EL MUNDO. Lucas de la Cal. Un satélite espía marroquí para luchar contra el terrorismo en África

EL MUNDO. Lucas de la Cal. Un satélite espía marroquí para luchar contra el terrorismo en África

A principios de septiembre, un par de semanas después de los atentados de Barcelona, un agente marroquí de la lucha antiterrorista contaba que los grupos yihadistas estaban expandiéndose por el Sahel y que sus comandos pronto se asentarían al norte de África, especialmente los de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Este agente, ante el rumor de que se produjeran atentados, explicaba que Marruecos está bien preparado y armado para prevenir los ataques, pero que no era el caso de sus vecinos. Proponía que una manera eficaz de combatir el yihadismo sería que todos los países “amigos” tuvieran “pájaros en el espacio” que actuaran de manera coordinada, y así, vigilar los movimientos de los terroristas y luchar contra ellos con un arma que les daría una gran ventaja.

El próximo ocho de noviembre, a las 1:42 horas, Marruecos lanzará su primer satélite de observación desde el centro espacial de Kourou en la Guayana francesa. Tomará imágenes en alta resolución, distinguiendo objetivos pequeños desde el espacio, y orbitará a 694 kilómetros de la tierra. Técnicamente se llama MN35-13, aunque lo han bautizado como Mohammed VI-A. Meses más tarde, ya en 2018, se lanzará un segundo satélite (Mohammed VI-B). Ambos se han construido en Francia, con quien Marruecos firmó un acuerdo de compra en 2013 por 500 millones de euros, y estarán dirigidos desde una sala de operaciones espaciales al este del aeropuerto de Rabat.

Aunque la preocupación de Argelia ahora está puesta sobre todo en sus otras fronteras, las que comparte con Libia y Túnez. La actividad yihadista en la región no para de crecer. Por eso el ejército argelino desplegó a 50.000 soldados a lo largo de su frontera con Libia, mirando con atención todo lo que ocurre más abajo, en el Sahel. Allí, Estados Unidos se ha comprometido a destinar 60 millones de dólares. “Para derrotar al terrorismo debemos asegurarnos de que las organizaciones terroristas no cuentan con refugios seguros en ningún continente”.