Home » Marruecos en la prensa » EL PAÍS. Francisco Peregil. Marruecos se impregna de arte español

EL PAÍS. Francisco Peregil. Marruecos se impregna de arte español

Un aluvión de artistas españoles ha desembarcado en el museo Mohamed VI de Arte Moderno y Contemporáneo, frente a la gran mezquita Sunna, de Rabat. Ahí podrán apreciarse desde este miércoles hasta el 4 de febrero, 84 obras seleccionadas entre las 4.000 con que cuenta el Banco de España, desde su fundación como Banco de San Carlos en 1782. La colección se llama De Goya a nuestros días y acaba de echar a andar en un museo que con solo tres años de vida se ha convertido en una cita obligada para cualquiera que visite Rabat. Goya, Sorolla Zuloaga, Vázquez Díaz, Saura, Canogar, Millares, Tàpies, Chillida, Barceló, Equipo Crónica… así hasta sumar 84 obras de 50 artistas.

Madrid y Rabat se han empeñado en estrechar las relaciones. Comenzaron hace años colaborando contra la inmigración ilegal, siguieron con la lucha antiterrorista, avanzaron en el campo económico (España es desde hace tres años el primer socio comercial de Marruecos) y ahora le toca al arte. El impulsor de la muestra, el embajador de España en Rabat, Ricardo Díez-Hochleitner, dijo que su intención es que este sea solo el inicio de más intercambios culturales. “Queremos que el pueblo marroquí conozca el arte del país que tiene al lado”señaló. Mehdi Qotbi, presidente de la Fundación Nacional de Museos de Marruecos, subrayó: “Esto trata del arte de compartir. España está compartiendo con nosotros 200 años de su arte. Y nosotros vamos a abrir todos los miércoles el museo a los estudiantes, para que accedan de forma gratuita y los viernes a todos los marroquíes”.

Yolanda Romero, comisaria de la exposición y conservadora de la colección del Banco de España añadió: “Queremos contribuir a desarrollar en Marruecos la afición por el arte contemporáneo. Marruecos está ahora mismo como España en los años setenta, con un deseo de acercarse al arte actual. En los setenta en España no había apenas museos de arte contemporáneo. Y ahora casi siempre hay colas inmensas en el Reina Sofía de Madrid. La afición se va construyendo”.