Home » Destacados » Marruecos y España no son solamente países amigos y vecinos, sino socios estratégicos (Ministro español de AA.EE.)

Marruecos y España no son solamente países amigos y vecinos, sino socios estratégicos (Ministro español de AA.EE.)

aaee

Marruecos y España no son solamente países amigos y vecinos, sino socios estratégicos vinculados por relaciones basadas en el respeto, el diálogo y la confianza mutua, afirmó, hoy jueves en Rabat, el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

“Marruecos y España no son solamente países amigos y vecinos, sino socios estratégicos que comparten la ambición común de dar más amplitud a esta relación, basada en el respeto, el diálogo y la confianza mutua”, indicó el jefe de la diplomacia española, en una declaración a la prensa, al final de una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita.

Durante esta entrevista, Borrell, quien efectúa a Marruecos su primera visita al extranjero fuera de Europa, en calidad de ministro de Asuntos Exteriores en el nuevo gobierno español, destacó “una convergencia clara” de los puntos de vista de los dos país, reiterando el “compromiso firme y determinado” de su gobierno a profundizar y diversificar más la asociación bilateral.

En este sentido, destacó que las relaciones entre Marruecos y España son un “modelo de cooperación en ámbitos muy sensibles” como la inmigración y la lucha contra el terrorismo, expresando “el fuerte interés” que conceden los socios europeos a las relaciones entre los dos países, llamadas a profundizarse más, partiendo del Estatuto avanzado firmado en 2008 y que singulariza a Marruecos, dijo.

A nivel económico, Borrell saludó el nivel alcanzado por el comercio bilateral, que se duplicó en los seis últimos años, recordando que España es hoy día el primer socio comercial de Marruecos.

“Pero nuestra relación no es solamente comercial, sino que va mucho más allá. Desempeña un papel geoestratégico por muchas cuestiones y espero que eso continúe”, indicó.

Borrell, ex presidente del Parlamento Europeo, llamó, por otra parte, a reforzar más las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea, precisando, en este marco, que España “debe desempeñar y desempeñará naturalmente” su papel para que Europa preste a Marruecos una atención profundizada (…) con el fin de resolver, lo antes posible, todos los problemas (acuerdo de pesca, agricultura, transporte aéreo, conexiones eléctricas…).

Por su parte, Bourita afirmó que Marruecos y España mantienen fuertes relaciones y su asociación bilateral reviste un carácter estratégico de suma relevancia para el Reino de Marruecos, fundado en un pasado común rico, una vecindad histórica y geográfica muy constructiva, una asociación económica cada vez más fuerte y prometedora y un diálogo político mejor y sereno que incluye todas las cuestiones bilaterales, regionales e internacionales.

A este respecto, recordó que España es el primer socio comercial de Marruecos para el quinto año consecutivo, el segundo proveedor de Marruecos en turistas y que España dedica a Marruecos al menos un tercio de sus inversiones en África, además de una cooperación sectorial muy prometedora en todos los ámbitos.

En este sentido, Bourita indicó haber constatado, con gran satisfacción, durante esta entrevista, la evolución de las relaciones bilaterales, subrayando que acordó, con su homólogo español, trabajar juntos para enriquecer más esta asociación con el fin de preparar las muy importantes futuras citas, especialmente la celebración a principios del próximo año en Marruecos de la segunda sesión de la alta comisión mixta bilateral, que “constituirá una cita bilateral de primer nivel”.

“Hemos debatido también el papel importante y clave que desempeña España en las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea y cómo contribuye Madrid de manera constructiva y decisiva a que la asociación Marruecos-UE recobre  su impulso, su riqueza y su carácter pionero y ejemplar en las relaciones entre Europa y sus vecinos del sur”, declaró Bourita, poniendo de relieve la importancia de proseguir el trabajo para reforzar esta relación “crucial” para Marruecos y que beneficia también a toda la región del Mediterráneo y a África del Norte en particular.