Home » Discursos Reales » SM el Rey dirige un mensaje a la 2 Conferencia de las Partes de los Países Ribereños del Mediterráneo sobre los cambios climáticos

SM el Rey dirige un mensaje a la 2 Conferencia de las Partes de los Países Ribereños del Mediterráneo sobre los cambios climáticos

MedCOP

Tánger – SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la segunda Conferencia de las Partes de los Países Ribereños del Mediterráneo sobre los cambios climáticos (MedCOP), abierta este lunes en la ciudad de Tánger .

Este es el texto íntegro del mensaje de SM el Rey:
“Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Excelencias,
Señoras y Señores,
Nos complace dirigirnos a los participantes en la segunda Conferencia de las Partes de los Países Ribereños del Mediterráneo sobre los cambios climáticos. La MedCOP Climat, se reúne hoy en Tánger, en este mismo lugar donde en 2015, junto con Su Excelencia el Señor Don François Hollande, llamamos a una acción solidaria y decidida a favor del clima.
El año pasado, por primera vez, los representantes de la sociedad civil, empresas, entidades territoriales y Estados del Mediterráneo, se reúnen en Marsella con el fin de subrayar su compromiso colectivo en la lucha contra los cambios climáticos y preparar una postura común para la CoP 21. La segunda reunión de este foro original viene a confirmar toda su pertinencia y testifica el papel clave que puede desempeñar.

En tanto que mediterráneos, compartimos en un mismo tiempo retos socioeconómicos y geopolíticos, pero también retos medioambientales, en razón de la vulnerabilidad de nuestros territorios.

El Grupo de Expertos Intergubernamental sobre la Evolución del Clima (GIEC) lo viene a corroborar. Sin lugar a dudas, el Mediterráneo será una de las regiones del mundo que recibirán los mayores impactos del recalentamiento climático, tanto sobre los recursos naturales como sobre los grandes sectores de la economía, como pueden ser, la agricultura, la pesca, el turismo, la industria, la producción energética, etcétera.

Este espacio multicultural único de confluencias, intercambios e interacciones, posee bazas como para convertirse en una fuerza solidaria frente al deterioro climático, así como para conseguir colectivamente la resistencia necesaria.

Padeciendo la mayoría de los impactos climáticos repertoriados, el Mediterráneo sabrá transformar las indispensables medidas de atenuación y adaptación, en palancas para un desarrollo sostenible inclusivo y próspero. De este modo, será reconocido a escala internacional por los trabajos conjuntos que llevará a cabo.

Excelencias,

Señoras y Señores,
A partir de su primera edición, la MedCOP se afirma como plataforma de cooperación, incubadora de proyectos y caja de ideas. De este modo, ha elaborado el zócalo de una agenda positiva mediterránea, que comprende las primeras soluciones por aplicar y los “proyectos inspiradores” por difundir.
Consolidación y perennización podrían ser las palabras claves de la presente edición.

La MedCOP de Tánger constituye un momento privilegiado para dar un impulso decisivo a proyectos emblemáticos, como podrían ser por ejemplo, la creación de un grupo de expertos sobre los cambios globales en el Mediterráneo, la creación de una plataforma mediterránea de compensación carbono voluntaria y ética, o también el desarrollo de fondos fiduciarios para las áreas marinas protegidas.

A mitad de camino entre la CoP 21 y la CoP 22, ofrece también a los actores de la región una oportunidad esencial para coordinar sus posturas sobre la puesta en marcha del acuerdo de París e institucionalizar la voz del Mediterráneo a escala internacional, en el seno de las instancias de negociaciones sobre el clima.

Frente a la apuesta científica prioritaria del conocimiento, análisis y comprensión de los fenómenos climáticos y su impacto a un nivel regional, la MedCOP está llamada a convertirse en actor de referencia que conjuga pericia, ambición y cooperación.

Excelencias,
Señoras y Señores,

Dentro de pocas semanas, el Reino acogerá en Marraquech la CoP 22, que ha querido colocar bajo el signo de la acción.

Primera CoP tras el Acuerdo de París, constituirá un momento de verdad para la diplomacia climática. Únicamente el compromiso colectivo de los actores mundiales para dar vida a este acuerdo mediante unas decisiones y acciones ambiciosas y concretas permitirá retener el recalentamiento mundial por debajo de 2°Celsius.

Efectivamente, las contribuciones de los países partes de la convención marco de las Naciones Unidas sobre los cambios climáticos se revelaron insuficientes para permitirnos alcanzar este objetivo.

De igual modo, la urgencia consiste en emprender vías de desarrollo sostenible y trayectorias tecnológicas innovadoras, acelerando su puesta en marcha.

A este respecto, las prioridades de la presidencia marroquí de la COP22 se articularán en torno a cuatro ejes: la materialización de las contribuciones nacionales; la movilización de los recursos financieros; el refuerzo de la adaptación y el desarrollo tecnológico.

De este modo, se tratará en primer lugar de estimular a los países para adoptar contribuciones nacionales voluntaristas, declinándolas en políticas públicas integradas.

En segundo lugar, Marruecos procurará establecer un proceso escalonado de movilización de los recursos financieros a favor de los países en desarrollo. Paralelamente, propondrá mecanismos que faciliten el acceso a la financiación climática y maximizando su concesión.

En tercer lugar, la adaptación se beneficiará de un esfuerzo sustancial, a través de una cuantificación de las necesidades, un aumento de los recursos concedidos y una intensificación del refuerzo de las capacidades.

Finalmente, la CoP 22 examinará un plan de acción decisivo dedicado a las tecnologías, que comprende tres partes principales: la difusión de las tecnologías maduras, la aparición de tecnologías de ruptura y el apoyo a la innovación a través de la investigación y desarrollo.

Fiel a su historia, el Reino de Marruecos expresará su solidaridad con las poblaciones más vulnerables o amenazadas por el cambio, otorgando, a lo largo de su presidencia, una atención particular a los Estados insulares, a África, y de manera más amplia a todos los países en desarrollo.

Excelencias,
Señoras y Señores,

El Mediterráneo se halla atravesado de mutaciones rápidas y se enfrenta a múltiples e inéditos desafíos. Crisol de la civilización, de la ciencia y la cultura, siempre ha sabido innovar y superarse.

En el día de hoy, el Mediterráneo debe dar el ejemplo en la construcción de un nuevo modo de consumo y producción, y en la innovación en materia de lucha contra los cambios climáticos y, de manera más general, de desarrollo sostenible.

Sólo hay un destino para nuestra región, a saber, el que nosotros le querremos dar.

Les deseamos fructuosos intercambios para que las nuevas e innovadoras dinámicas sean impulsadas por esta segunda MedCOP.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh”.