Home » Actividades Reales » SM el Rey: Marruecos, país precursor en promover el diálogo entre religiones

SM el Rey: Marruecos, país precursor en promover el diálogo entre religiones

Marrakech ha sido los días 25, 26 y 27 de enero 2016 capital de la tolerancia religiosa, al albergar la conferencia “los derechos de las minorías religiosas en los países con predominancia musulmana: el marco legal y el llamamiento a la acción”. Más de 40 países y representantes religiosos de las tres religiones monoteístas han participado en este encuentro, bajo el patrocinio de SM el Rey Mohamed VI.

En un mensaje dirigido a los participantes, SM el Rey ha resaltado que a lo largo de su historia, Marruecos ha tenido un distinguido modelo civilizatorio de convivencia y mutua influencia entre musulmanes y adeptos de otras confesiones y ha sido siempre un país precursor en promover el diálogo entre religiones.  SM el Rey subrayó que una de las épocas resplandecientes de la historia de esta convivencia fue producto del cruce de las civilizaciones marroquí y andalusí, agregando que el fructífero intercambio entre los adeptos de las distintas religiones se intensificó especialmente a raíz del traslado de un importante número de musulmanes del al- Ándalus a Marruecos, en un contexto difícil, acompañados de algunos judíos que se sumaron a sus correligionarios establecidos en Marruecos desde la época preislámica.
En este sentido, el Soberano subrayó que los judíos marroquíes no fueron considerados como una minoría por sus coterráneos musulmanes, sino más bien tratados como los musulmanes,  integrándose en todas las actividades y dominios, precisando que Marruecos perpetua actualmente esta tradición permitiendo a los cristianos, con residencia legal en Marruecos, cumplir con sus obligaciones religiosas.
“En Nuestra calidad de Emir de los Creyentes y Protector de la comunidad de los musulmanes, asumimos la responsabilidad de salvaguardar los derechos de los musulmanes y no musulmanes por igual”, dijo SM el Rey, subrayando que “obramos por ofrecer a los judíos marroquíes los mismos derechos que la Constitución establece para los musulmanes” con la afiliación política, su participación en las elecciones y su contribución a la actividad económica.
“En el Reino de Marruecos, consideramos que en absoluto se justifica el menoscabo de cualquier derecho de las minorías religiosas”,  agregó el Soberano asegurando que “tampoco aceptamos que ello se haga en nombre del Islam coma tampoco toleramos que ningún musulmán incurra en tal comportamiento”.

El Soberano indicó que “En la actualidad, Nuestra gestión de los asuntos religiosos en Marruecos coloca entre sus principales objetivos la prohibición de tergiversar los textos religiosos, especialmente aquellos relativos al Yihad, un tema que recientemente ha sido objeto de una fuerte declaración emitida por nuestros ulemas”.

El mensaje Real subraya que nuestra mundo necesita hoy de los valores religiosos, en la medida en que encierran las virtudes que debemos asumir ante nuestro Creador, Todopoderoso, a la vez que refuerzan en nosotros los ideales de tolerancia, amor y cooperación por el bien de la humanidad y la piedad.

“Necesitamos tales valores compartidos, no sólo por cuanto representan como ideal de tolerancia sino también por aportarnos la energía necesaria para rehabilitar al ser humano así como por su capacidad de movilización a favor de una vida exenta de guerras y voracidades, de extremismos y rencores, en un mundo con menos sufrimiento y crisis, que constituirá la antesala para acabar con los temores de un choque entre religiones”, subraya  SM el Rey.